diciembre 5, 2021
Saber Quererse: la Autoestima

Saber Quererse: la Autoestima

La madre de todas las batallas.

Hace unos años, Eduard Punset, en un Congreso sobre Inteligencia Emocional celebrado en Lleida apuntó que la Autoestima empieza a construirse durante nuestros primeros años de vida y que va ligada a la falta o presencia de los padres.

Igual que sucede con los rasgos de personalidad, la capacidad de autoestima parece estar limitada por dos factores: la herencia genética y la experiencia de vida en la más tierna infancia. Por eso, no somos responsables del límite de la capacidad nuestra autoestima pero sí de alcanzar el máximo permitido.

¿Cómo podemos mantener un nivel de autoestima saludable?

 

    • Cuidarse a uno mismo.
    • Aceptarse.
    • Vivir alineado con tus valores.
    • Respetarse.
    • Ser asertivo.
    • Gozar sin depender de lo que gozas.
    • Tener amigos, entre ellos un “mentor emocional”.
    • Saber de qué va la vida.
    • Fluir.
    • Servicios a la comunidad.
    • Tener un entorno ultraíntimo.

 

La pasividad como conducta frecuente es veneno para la autoestima, la desnutre. La asertividad la nutre. En ella encontramos una de las medidas más eficaces para desarrollarla.

También es muy eficaz dotarse de un hábito de cuidado personal como es dedicar cada día, a la misma hora, un espacio para nosotros mismos realizando algo que sea posible hacer cada día y que nos aporte bienestar.

Nathaniel Branden considerado como uno de los mejores psicólogos en el tratamiento de la autoestima, en su libro “Los seis pilares de la autoestima” apunta que son:

    • Vivir Conscientemente.
    • Aceptación de un mismo.
    • Responsabilidad de uno mismo.
    • Autoafirmación.
    • Vivir con un propósito.
    • Integridad Personal.

 

Muchas Gracias por vuestra atención, feliz y saludable vida

Andrés Martín

Deja una respuesta