junio 20, 2021

QUE LAS TORPEZAS DE LOS DEMÁS, NO GOBIERNEN TUS ACTOS

Tiene su origen en una frase atribuida al Dalai Lama.

“A palabras necias oídos sordos” dice nuestro refranero popular en este mismo sentido.

Si dejas que las torpezas de los demás gobiernen tus actos acabas siendo torpe.

Una notable habilidad que determina la esencia de una persona que cuida su autoestima y sabe delimitar que entra y que no entra en su entorno de intimidad emocional.  No entra el que quiere si no el que puede.

A nosotros nos toca “abrir o cerrar la muralla” de la que habla la celebre canción de Quilapayún, de esa manera protegemos nuestro bienestar personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *