junio 20, 2021
3 Cosas que Tienes que Saber… Para Gestionar los Conflictos con Éxito

3 Cosas que Tienes que Saber… Para Gestionar los Conflictos con Éxito

Durante mucho tiempo el conflicto se ha valorado como un suceso negativo.  La teoría interaccionista de gestión de los conflictos realizó en su momento una excelente aportación al plantear la necesidad de diferenciar entre conflictos funcionales y disfuncionales.

Desde esta perspectiva, veamos que tres cosas pueden ayudarte a resolver un conflicto con éxito:

1. El conflicto es fuente de criterio. El criterio nos permite construir relaciones eficaces.

La teoría interaccionista señala que un conflicto “bien gestionado” puede resultar una gran oportunidad para crear nuevos criterios que nos ayudan a construir relaciones más eficaces con los demás. Es una oportunidad para probar nuestra capacidad, para aclarar puntos de vista o para equilibrar la balanza de poder.

2. Hay que saber distinguir conflictos funcionales (positivos) de conflictos disfuncionales (negativos)

Funcional es el conflicto en el que se presentan intereses en juego.

Ejemplo de conflicto funcional: 

Discusión con nuestro hijo adolescente sobre la hora a la que hay que volver a casa. Es funcional por la existencia de un interés : hora a llegar a casa.

– Disfuncional es el conflicto en el que hay ausencia de intereses en juego.

Ejemplo de Conflicto disfuncional:

Discusiones centradas en conductas hostiles como: gritos, insultos, menosprecios, peleas, etc)

En ocasiones, se presenta la funcionalidad (interés) y la disfuncionalidad (gritos, insultos, etc) en un mismo acto. Ante esto, se precisa separar lo funcional de lo disfuncional, pues requiere diferente tratamiento.

3. Ante el conflicto funcional, negocio. Ante el disfuncional, "ejerzo mi poder" o "me alejo del conflicto"

– Como he mencionado anteriormente, un conflicto funcional tiene una finalidad, un objetivo.Ante este tipo de conflictos, negociamos con el objetivo de llegar a un acuerdo, aclarar un punto de vista, crear un criterio y poder zanjar el conflicto.

Siguiendo el ejemplo padre/hijo: Entiendo que quieras salir hasta tarde con tus amigos pero hay que establecer unos criterios sobre qué hora es la adecuada.

– Ante un conflicto disfuncional ejerzo mi poder (si lo tengo) y siempre desde la asertividad o intento el cierre (acabar con la discusión)

Ejemplo:  Si sigues insultándome doy por cerrada la conversación y la retomamos cuando estés más calmado/a.

Una frase que me encanta usar que resume la importancia de saber gestionar un conflicto a pesar de la actitud de la persona que tengamos en frente es:

"Que las torpezas de los demás no gobiernen tus actos"

Budha

Si quieres saber más sobre la gestión de conflictos:

Puedes profundizar sobre la resolución de conflictos en el libro Cómo negociar con el diablo para ganarle la partida que escribí junto a Sebastian Buenestado. También en el libro Si de acuerdo. Cómo negociar sin ceder.  De Roger Fisher y William Ury con Bruce M. Patto.

One thought on “3 Cosas que Tienes que Saber… Para Gestionar los Conflictos con Éxito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *