agosto 17, 2022
Saber “pasar” la Pandemia: La Vacuna Emocional

Saber “pasar” la Pandemia: La Vacuna Emocional

Esta pandemia está siendo un acontecimiento tremendamente desestabilizador desde un punto de vista biológico, psicológico y social. Una tormenta perfecta contra el bienestar personal. Seguramente, en tu entorno, habrás podido observar un gran abanico de reacciones ante esta situación: desde personas que han preferido despreocuparse de la situación y simplemente «pasar» de la pandemia, a personas que están en el otro extremo y se han «híper ocupado» siendo extracuidadosas.

Pero ¿Cómo deberíamos afrontar emocionalmente la pandemia? ¿Cuál es la actitud correcta para evitar sufrir más de la cuenta?

El Pasotismo y  la Responsabilidad son una combinación necesaria y útil que nos ayuda a guardar equilibrio y genera bienestar. El saber ser oportuno, saber de qué tengo que pasar y de qué me tengo que ocupar nos puede ayudar a construir nuestro bienestar personal.

Una de las dificultades más recurrentes que plantean las personas que asisten a mis cursos es la de saber afrontar emocionalmente saber pasar página” ante situaciones que generan malestar y que se quedan en nuestra mente como un disco rayado.

En estos casos, resulta útil saber decir «¿y qué?» a lo que nos afecta y no podemos cambiar. Esta pregunta retórica, es una poderosa herramienta que nos ayuda a relativizar, a tomar distancia ante la situación y a ver las consecuencias desde otra perspectiva.

Es en este tipo de situaciones  es donde adquiere mayor sentido la frase :

El problema no es el problema, el problema es cómo vivimos el problema”.

Quizá no puedas cambiar la situación que te hace sufrir, pero si puedes cambiar la manera de vivirla.

También nos sirve la frase:

“El secreto está en la dosis”

Lo señalaba Paracelso, alquimista, médico y astrólogo suizo “La dosis diferencia un veneno de un remedio” .

Ser siempre un pasota puede resultar muy perjudicial, y del mismo modo, el exceso de responsabilidad. El reto es conseguir un equilibrio saludable, que permita relativizar sin pasar, ocuparse sin angustiarse.

Pero, ¿porqué nos cuesta tanto desalojar de nuestra mente aquellas cosas que nos preocupan y que no está en nuestra mano solucionar?

En mi taller “¿Y qué? Cómo ser un Pasota Responsable“ presento una serie de soluciones  para lograr este reto.

Considero que hay que desarrollar tres roles, tres papeles diferentes para preservar y desarrollar nuestro bienestar personal: Ser cartógrafo de vida, Saber Caminar por la vida y Saber Cuidarse.

Ser Cartógrafo de vida implica conocer, analizar el territorio (el mundo, las personas, la vida) y tomar las decisiones adecuadas en función de la naturaleza de cada cosa: Puedo actuar para cambiar esta situación? Si no sabemos dónde estamos, cómo somos, qué sucede a lo largo de nuestra vida, qué naturaleza tienen las dificultades a las cuales nos enfrentamos y qué decisiones hemos de tomar ante éstas, difícilmente podremos estar bien.

Saber Caminar implica conocer las herramientas para  saber vencer las dificultades, relacionarse adecuadamente con los demás y saber vivir los conflictos.

Saber Cuidarse implica fundamentalmente desarrollar dos habilidades: mejorar la autoestima y ser resiliente (saber recuperar el estado de ánimo).

Momentos como el que estamos viviendo, precisan de la mayor autoprotección posible. No sólo deberíamos vacunarnos para preservar la salud física, también deberíamos «vacunarnos» para preservar nuestro bienestar emocional.

Me gustará mucho poder compartir contigo esta vacuna emocional” que he preparado en forma de taller desde la visión de las Neurociencias, la Psicología Cognitiva y la Positiva, la Programación Neurolingúistica y la Inteligencia Emocional.

Si deseas más información de curso, puedes encontrarla aquí.

Salud y Prevención.

Un abrazo.

2 thoughts on “Saber “pasar” la Pandemia: La Vacuna Emocional

  1. Buena pregunta, mas a mas del conocimiento ampatia, yo por ejemplo tengo algunos problemes de salut però hay gente que esta peor tengo una mochila que pesa però reconozco que hay persones que todavia tiene mas que yo i asi es la vida

    1. tienes razón Olga, la contextualización ayuda a hacer el efecto zoom out (tomar distancia de la situación) y de esa manera relativizar. La relativización es un recurso más para disminuir el sufrimiento.
      El dolor es inevitable, el sufrimiento no. Un saludo

Deja una respuesta